Amanece.  Es domingo y cuando el Sol está en el cenit empieza el Compromiso. El espacio sagrado es trazado cuidadosamente con cal por el Chacero.  Los 10 jugadores agrupados en dos quintas ofrecen sus respetos al Coime antes de entrar al Pasajuego.  “¡Va de buenas!”  grita emocionado El Chacero.  Cuando la pelota está en el aire se hace presente la eternidad.  Su trayecto es desviado por un guante formidable que evita que caiga al suelo. La Pelota Mixteca es una práctica para personas con sentido común en el sentido comunitario, sus identidades se hermanan en la dualidad del ancestral juego: ritual y deporte.

El pueblo de Oaxaca es migrante.  Cuando llega el tiempo de buscar la vida en otro país, ciudad o pueblo, los jugadores de la Pelota Mixteca viajan en quintas.   Así es posible seguir compitiendo los domingos en el Pasajuego más cercano.  Una vez librada la frontera, el juego se revela fundamental en sus decisiones, en sus familias y en sus comunidades.

Este deporte es practicado en una superficie delimitada, con reglas y jueces que las hacen cumplir.  Herencia de los juegos de pelota edificados desde tiempos inmemoriales por Toltecas, Olmecas, Nahuas, Zapotecos, Mixtecos y otras naciones, el Pasajuego es un espacio lúdico, la cancha es un lugar para tomar acuerdos, resolver conflictos pacíficamente, festejar y hacer comunidad. Jugar la esfera, mover la pelota, es una metáfora de la vida con ganancias y pérdidas, aciertos y errores. Como cualquier otro deporte antiguo y contemporáneo, mantener la pelota en movimiento es el reto.

En esta exposición, Jacobo y María Ángeles recrean un encuentro festivo entre poderosos jaguares y ágiles conejos, guiados por sabios xoloitzcuintles, en una armonía de colores, formas, movimientos. Pelota Mixteca, ritual de la vida que se da en un espacio y en un tiempo sagrados para que la unión con los humanos sea propiciatoria de salud, abundancia y felicidad.

“Todo está lleno de entidades, dioses que vienen del otro mundo pero que están por todos lados.
Muchos dioses viven dentro de este recipiente que eres tú.”
Alfredo López Austin

Select your currency

Añadir dirección